Mesa de luz DIY

Una de las cosas que más que gustó, cuando la descubrí por Internet, fue la mesa de luz, un material muy atrayente para los peques, y un recurso maravilloso donde crear y experimentar.

Se pueden comprar en el mercado  en multitud de formatos, incluso en formato marco de fotos que prácticamente no ocupan espacio, también encargarlas a medida, ya que muchas familias se han lanzado a hacerlas, su precio va de los 100-120€ en adelante. Pero también se pueden hacer en casa de una manera bastante sencilla y por mucho menos dinero.

Existen muchas opciones, Internet está lleno de tutoriales, yo opté por hacerla con la mesa lack del ikea, que no puede ser más barata, aunque reconozco que con la mesa lätt queda mucho más profesional….

Los materiales que utilizamos fueron:

Mesa lack blanca, es el mejor color, porque refleja más la luz.

Metacrilato de 5 mm de grosor, que compramos  por Internet en  MW Materials World

Tira de luces leed de Ikea, elegimos éstas que son un poco caras pero que puedes poner de varios colores para aumentar más las posibilidades de juego.

El montaje es bastante simple. Se recorta en el sobre de la mesa el cuadrado y se vacía del cartón que trae esta mesa, nosotros lo hicimos con un cúter, dando varias pasadas se consigue, aunque es verdad que es un poco trabajoso y sería más fácil con una pequeña sierra. Hay que recortar las esquinas en diagonal porque ahí trae un pequeño refuerzo de madera. (Como es un conglomerado bastante malucho, se nos rompió un poco y se nos rajó, pero no importa porque va debajo y no se verá)IMG_3288

La tapa sobrante se deja en el fondo por que nos servirá para que la luz refleje más.

IMG_3290

Hay que hacer un agujero en un de los laterales para poder pasar el cable.

IMG_3289

Después se colocan las luces. Al principio las pusimos en forma de M en el fondo, pero no resultan, se ven cuando pones el metacrilato y no reparten bien la luz, lo mejor es ponerlas en las paredes por todo el perímetro.

IMG_3291IMG_3292

Y ya sólo queda ponerle el metacrilato encima, el nuestro no venía cortado a la medida exacta y lo recortamos con una radial. Lo pegamos con cinta aislante por encima para que los cantos, aunque no cortan, fueran más suaves, además, así podemos quitarlos si tuviéramos algún problema con alguna luz.

No le hemos puesto las patas porque la utilizamos encima de la mesa sensorial que os enseñamos aquí, así tenemos dos mesas en una en el menor espacio posible!

IMG_3294

IMG_4015

Los colores quedan preciosos!!

IMG_4016IMG_4017IMG_4018

Ya veis que es muy fácil de hacer, ocupa poco espacio y les proporciona horas de entretenimiento.