Alimentación complementaria (BLW)

Sí, yo tampoco había oído nada sobre lo que era el Baby-led Weaning, ni siquiera que existiera! como a casi todas, sólo me habían informado de la manera “clásica ” de alimentar a los bebés, primero la papilla de cereales, luego la fruta, la verdura, tantos gramos de pollo, de pescado…. vamos el rollo ese de introducir la alimentación que además jamás es igual hables con quien hables, dependiendo de la ciudad, barrio, y hasta del pediatra en el mismo centro de salud, te mandan unas cosas y otras, y claro así vienen las inseguridades, los líos mentales, el pensar que como tu hij@ no está comiendo según el orden establecido, que no se alimenta bien…. bufff.

Por suerte en mi grupo de lactancia me hablaron del BLW (Baby-led weaning) y para mí fue todo un descubrimiento y toda una liberación!! en mi alma curiosa e inconformista ya me parecía que tenía que haber otra manera de dar de comer a los niñ@s, que no podía ser tan complicada.

Yo siempre me voy a la esencia de la naturaleza, a esos bebés que crecen todavía en tribus, en selvas, y que se alimentan de manera natural sin pesar ni medir las proporciones, sin tanta norma estricta. Así que esta fue la solución a todas mis inquietudes!! porque consiste simple y llanamente en que coman como seres humanos normales!! poniéndoles la comida delante, en trozos para que ellos la cojan y se la coman, punto y final!! si es que es lógica pura!!.

Después busqué información, y ahí me encontré a mi adorado Carlos González hablando de ello, y ya sí que no tuve ninguna duda, si es que además aporta multitud de aprendizajes para l@s niñ@s, coordinación ojo-mano, desarrollo del gusto, identificación de sabores, texturas. Imaginad la diferencia entre comer un puré, que además te da otra persona, o manipular una naranja, sentir su rugosidad, ver su color, percibir su olor, o las semillas de la fresa, o la suavidad de una patata cocida, el momento de la comida se convierte en una actividad sensorial…. Para mejor información podéis escuchar al experto aquí.

Por su puesto hay críticas a este método que se basan principalmente en que los niñ@s comen mucha menos cantidad, y sí, posiblemente lo hagan, pero hay que tener en cuenta que estamos hablando de bebés a partir de 6 meses, cuya fuente de alimentación sigue siendo la leche y que los purés muchas veces lo que hacen es el efecto contrario, les llenan la barriga y luego no toman leche, con lo cual al final se están alimentando peor…. otra cosa es que la leche esté tan denostada y la gente piense que es mucho mejor un plato de verduras que leche y ahí está el error.

Yo al menos no le veo mucho sentido a eso de coger las verduras o las frutas, batirlas todas y darles cada día purés y purés. Me parece lo menos apetecible para probar sabores por primera vez….He oído muchas veces a madres que dicen, ” a mi hijo la fruta no le gusta nada” la fruta?? pero qué fruta?? puede ser que no le guste la pera pero sí el plátano, pero claro, como se lo damos todo mezclado es imposible que puedan distinguir, y sinceramente, yo he probrado las papillas de frutas y me parecen una pasta dulzona que no tiene nada que ver con lo riquísimas que están las frutas! o escuchas… ” he descubierto el truco de hervírsela y añadirle leche antes de triturarla y así consigo que se la coma” pufff, vaya trabajo no? con lo poco que se tarda en pelar un plátano!! y probando a dársela?? con lo maravilloso que es comer sandía con su juguillo, o la textura de un gajo de naranja….

A demás, si nos fijamos bien, si seguimos al niñ@, veremos que siempre muestran interés por probar alimentos, enseguida quieren coger lo que nosotros nos estamos comiendo y llevárselo a la boca, pero normalmente nos da mucho miedo y no les dejamos intentarlo.

Para poder iniciar a los peques con el BLW, hay que cumplir unos requisitos:

  • El fundamental para mí, es tener bien claro que lo que necesitan es leche, ya sea materna o de fórmula, por lo que mientras la tomen, el resto de alimentos sólo son extras, si no tienes confianza en la leche, este método no te funcionará porque siempre te parecerá que comen poco y te vendrán ganas de endosarles un puré. Hay que darles siempre el pecho o el biberón primero, y luego ya ofrecerles los alimentos, así te aseguras que están bien llenos de leche, que como decimos es lo realmente importante,.
  • Que el bebé se sujete solit@ sentad@. Es importante para que pueda coger la comida sól@, y también para que tú puedas estar de frente vigilándolo.
  • Que ya no empuje con la lengua cuando se le acerca algo a la boca (reflejo de extrusión).
  • Muestre interés por la comida.
  • Mantened la calma y confiar en tu bebé, al principio veréis como les dan algunas arcadas, y claro, empiezan los sustos y las ganas de no volver a intentarlo, sobre todo si tienes gente alrededor que se abalanzarán a quitarle la comida de la boca. Son sólo eso, arcadas al notar algo en la garganta, daros cuenta que es la primera vez que toman algo sólido y tienen que practicar, no tiene nada que ver con asfixiarse!Dadle algunos días y veréis como luego ya no lo hacen y tragan que da gusto.
  • Paciencia y ganas de limpiar, te esforzarás en preparar tus verduritas cocidas, o tu pasta o arroz hervidos, se lo pondrás delante y es probable que sólo lo estruje entre sus manos y lo tire al suelo, a lo sumo puede llevárselo a la boca y chupar un par de granos y luego escupirlos, y hala! ya está, no quiere más y tu te encuentras con un bebé pringado y la trona y el suelo llenos de comida.. sí, esto será así al principio, lo dicho, paciencia y ganas de limpiar ; ).

En mi caso, a los 5 meses, Noa mostraba mucho interés por la comida, así que empecé a darle a probar algunas frutas, como además era veranito lo tuve fácil para que le apeteciera y pudiera pringarse a su gusto.

 

IMG-20130829-WA010

 

IMG-20130905-00894IMG-20130905-00901IMG-20130905-00904

Después le dí los cereales, arroz y pasta hervidos, así tal cual, para que ella pudiera comérselos, y sí, los primeros días prácticamente sólo los estrujaba entre las manos y a penas se comía un par de granos, que hace que te agobies pensando que no ha comido nada, sin embargo, es una actividad completísima y poco a poco va consiguiendo llevarse más a la boca y la satisfacción es impresionante!!

Aquí podéis ver a Noa con 7 meses comiendo pasta, las espirales son ideales porque las agarran muy bien, al principio así solas, que pueden ser un poco insulsas pero les sirve para practicar, y luego ya les añades tomate natural o lo que quieras!!porque, no es un un poco raro tomar una papilla de esas que pone 5 cereales con miel??…., pero cuándo en la vida normal vamos a tomar eso??no es más fácil si tenemos que darles cereales, darles arroz con tomate?….

Que conste que Noa también comió algún puré porque nosotros también los comemos!!, así que el día que tocaba puré, pues un plato para todos, no se trata de eliminarlos del mapa!

Dándoles las cosas a trocitos desarrollan multitud de habilidades! miradla aquí con 8 meses!!

A medida que pasa el tiempo van queriendo cada vez probar más cosas, así que lo ideal es que le des de comer lo mismo que te sirves a ti, adaptándolo si son comidas fuertes claro.

IMG-20140507-01680

Y voilá, con 11 meses ya están comiendo filetes a bocaos!!!

En el caso de Daniel, no ha mostrado interés en la comida hasta ahora, que justo ha cumplido 6 meses, he empezado de nuevo con la fruta, creo que al ser más dulce y jugosa que los cereales les atrae más. Le he dado plátano, naranja, melón, pera, uvas y manzana rallada, y todo lo ha comido de maravilla!!

img_20160920_1820401img_20160914_2142481img_20160923_1008231

Los primeros días le daban bastantes arcadas, tosía y me asustaba un poco (ya se me había olvidado de cuando lo hice con Noa!), menos mal que conozco el proceso y he logrado mantener la calma. En sólo una semana ha evolucionado un montón, traga que da gusto, y pide comida en cuanto nos ve comer a nosotros.

Aquí veis como al principio sólo lo toquetea y prácticamente no come.

Aquí con el brócoli a tope!

Y ya pasamos al pollo!!

Como véis todo un mundo de posibilidades!! Además de los beneficios en su aprendizaje, es un ahorro en tiempo, ya que no hay que estar seleccionando los alimentos que le tocan en cada momento, hirviéndolos, triturándolos… , muchas madres me cuentan cómo se organizan para hacer purés para toda la semana, congelarlos, ir añadiendo luego la proteína…., bufff, como si no tuviéramos ya suficientes cosas que hacer en la crianza!!!. La verdad es que es una absoluta liberación no tener que ir con el puré a todas partes!

 

Así que os animo a que al menos os informéis, y por lo menos lo intentéis en alguna de las comidas. También hay talleres presenciales donde os pueden resolver dudas y daros apoyo, porque eso sí! si emprendéis este camino, preparaos para toooodas las críticas del mundo! ya sabéis, cualquier decisión que se toma como madre es vía libre a la opiniología!!!