La casa de Cerraduras.

Hoy os enseño la casita de cerraduras, un juguete de inspiración Montessori para trabajar la motricidad fina maravilloso.

Seguro que a vuestros peques también les atraen las llaves, los cerrojos, los candados…, tienen un magnetismo especial para ellos. Hay muchos juguetes que imitan a llaveros, pero siemper de plástico, y nunca les suelen gustar (igual que cuando les compramos, móviles o mandos a distancia de juguete, a qué siguen prefiriendo el original??).

Así que una buena idea puede ser prepararle paneles con cerraduras DIY, o hacerlo en formato casita, que es el que más me gusta a mí.

Yo ya le había echado el ojo hacía tiempo por Internet, y en una jornada de puertas abiertas de la escuela libre donde íbamos a llevar a Noa ( que al final no pudo ser ..) había algunos puestos artesanos, entre ellos el de Kutuva, que la vendían.  Se la enseñé a pequeño ninja y le encantó, pero cuando vio el precio me dijo que na nai, aunque inmediatamente añadió: ” esto se lo hago yo”. Y dicho y hecho, como es un auténtico manitas se puso manos a la obra y en nada teníamos nuestra casa de cerraduras!!.

 

Noa juega mucho con ella, como todos estos materiales, no es algo con lo que estén todo el día, pero como siempre la tiene a la vista la coge, abre las puertas y la llena de cosas por dentro, que es lo que más le gusta! luego las va sacando por distintos sitios.

Las cerraduras tienen diferentes dificultades, al principio se le resistían algunas, pero ahora ya las domina todas.

Cómo nos gustó tanto la experiencia decidimos que sería el regalo de reyes para la prima de Noa. Le hizo otra un poquito más grande, con una puerta más, éxito rotundo.

La verdad, siempre que algún peque viene a nuestra casa la usa, en especial su primo Adri, así que lo tuvimos claro cuando se acercaba la fecha de su cumple. Casita al canto!

Como es ya la tercera que hace, le ha quedado más espectacular todavía, esta tiene ya 8 puertas!! cada vez se va superando!

Aquí parte del proceso! va recortando las piezas y luego a lijar, montar, pintar y poner cerraduras por todas partes!!

No me digáis que no es preciosa!

También fue todo un éxito! en cuanto se la dimos se puso a jugar con ella, él y todos los peque del cumple!! las mamis que había allí y no la conocían se quedaron impresionadas, ya le han encargado un par de ellas!!

Y es que es un juguete original, bonito, artesano y que les permite manipular. Además es evolutivo, cuando se la hizo a Noa tenía dos años, Dani a sus 11 meses ya empieza a tirar de las cadenas y abrir y cerrar las puertas ( sin cerrojo, claro) pero es que a su primo se la hemos regalado por su 5º cumpleaños y también le encanta.

Así que ya sabéis, recomendación absoluta! si no os animáis a hacerla, aquí tenéis a todo un artesano! Al final se monta una fábrica!