El poder del lenguaje.

 

Mamá y este cohete? pues es para que los astronautas y las astronautas viajen por el espacio!

LAS astronautas? sí.

LAS CHICAS astronautas? sí, Noa, qué pasa que te extraña? Sí mamá, nunca he visto que las chicas puedan ser astronautas…..

Y yo no sé si morir de orgullo por ver el análisis de la realidad que acaba de hacer mi hija, o ponerme a llorar por comprobar que hasta ella es capaz de ver que las niñas no tienen las mismas oportunidades que los niños.

De lo que sí estoy segura es de lo sumamente importante que es el lenguaje. Y es que esta es una lucha que he tenido desde siempre.

Como soy una persona muy feminista, he defendido siempre que hay que utilizar los dos géneros al hablar y la respuesta suele ser ” qué tontería, ya se entiende que el masculino engloba a ambos” o ” toda la vida hemos hablado así y no pasa nada, eso no discrimina a las mujeres ” o la que más detesto ” anda, anda, hay cosas más importantes por las que luchar” y entonces empiezo mi retahíla de argumentos explicando que el lenguaje es lo primero, que hay que hablar en femenino porque sino no existimos, ahí empieza la invisibilización, que el lenguaje crea opinión.

Desde que nació mi hija he prestado especial atención en hacerlo siempre, esto no es algo fácil, está muy arraigado y a veces se te escapa, pero me esfuerzo y le digo a mi hija si esto o lo otro es para niños y niñas.

-Mamá y esa pelota que hay allí?? . –  pues será de algún niño o niña que se le ha olvidado.

.- Puedo coger esa muñeca?. – Tenemos que buscar al niño o niña del que sea y preguntárselo.

.- Mamá súbete a este tobogán conmigo . No puedo cariño es sólo para niñas y para niños.

Esto, que parece una tontería, no lo es en absoluto. Estoy segura de que la mayoría atribuiría la pelota a un niño y la muñeca a la niña y ahí ya estamos creando estereotipos. Si para hablar del genérico decimos sólo niños ellas al final lo van asumiendo e interiorizan que son ellos los que mandan, los importantes, que todo es para ellos….

Hoy es el día de la mujer, lo de trabajadora para mí no hace falta decirlo porque es una obviedad. Y hoy me encuentro escribiendo este post porque sigue haciendo falta. Haber tenido una hija me ha permitido comprobar la increíble desigualdad que sigue habiendo. Ella a sus 4 años, ha sufrido ya innumerables comentarios machistas, y yo, que intento educarla en la igualdad, no puedo hacer nada si el resto de la sociedad no se conciencia.

Aún así, me niego a conformarme, a no preocuparme del lenguaje.  Haré todo lo posible, por seguir diciéndolo, porque si hubiera dicho sólo “los astronautas”, no hubiéramos tenido esa conversación y hubiera dado por hecho que sólo ellos pueden serlo.

Porque si así lo quieres, tú también puedas llegar a ser astronauta mi niñA.

Nota: cuando he acabado de escribir el post y le he dado al corrector para revisar lo escrito, en cada frase que ponía niñas y niños, me lo ha subrayado y puesto : Redundancia, el genérico es suficiente y si clico, me lo borra y escribe: niños….. Ahí está.

Compártelo si piensas que es importante.