Y justo hoy, el día en el que cumples dos años, he decidido regalarte la historia de tu parto mi niño….

Con el de ELLA no me animé a hacerlo, ya que más o menos fue un parto de libro, con una dilatación en casa de 7 horas, ingreso en el hospital y el nacimiento unas 3 horas después. Todo fue bien en general.

Pero ÉL tenía otros planes para mí, me regaló el momento más emocionante e intenso de mi vida. Dar a luz en la calle. Así fue lo que pasó…

El embarazo había sido una pesadilla, azúcar, contracciones, bajo peso mío y de él, estaba deseando que llegara el momento pero no pensaba que sería tan pronto.

Una noche diez días antes de la fecha prevista, me acosté como siempre y como siempre ELLA se despertó al rato. Estaba agachada al lado de su cama acompañándola cuando empecé a sentir contracciones fuertes, esperaba que se pasaran pero cada vez iban a más. Eran las dos de la madrugada y pensé, buff, a estas horas es un follón llamar a mis padres, que vengan, que ELLA no sepa que nos hemos ido… ,como esto irá para largo ( pensando en la dilatación anterior) me espero a que sea de día y ya veo.

Me dio rabia que fuera de noche, porque tenía pensado poder hacer lo mismo que con ella. No sé porque extraña razón pero aquella vez decidí que la mejor forma era moverme por la casa, puse música y empecé a limpiar las hojas de mis plantas…. sí, me surgió así, me tenía entretenida, de pie y se me fue pasando el tiempo. Pero ahora todos dormían y no quería hacer ruido. Así que encendí una vela y me senté encima de la pelota.

Apunté y cada vez venían más seguidas.. eran las 4:30 y ya venían cada 4 minutos.. Avisé al costillo que se puso nerviosísimo, acabó con toda la tranquilidad que yo había conseguido mantener, así que le mandé a la cama quitando importancia al asunto.

A las 5 creía que me moría, el dolor era insoportable y sólo pensaba en ir al hospital a que me enchufaran la epidural, volví a llamarlo haciéndole jurar que por mucho que yo la pidiera me convenciera de que no me la pusieran (era lo que yo quería, pero sabía que el dolor me nublaría la mente, así me pasó con ELLA y siempre me arrepentí mucho de ponérmela).

Llamamos a mis padres, que viven al lado y por suerte llegaron enseguida. Cuando mi madre subió ( mi padre estaba aparcando) le dije que ya notaba ganas de empujar. Salimos de allí corriendo.

El destino quiso que ese día milagrosamente aparcáramos en la puerta de casa,  y justo me encontré con mi padre que me dio un beso y me dijo “Ay hija”…

Nos subimos al coche, las 5:44 de la mañana, lo recuerdo perfectamente porque miré la hora para calcular las contracciones. No habían pasado tres minutos cuando …, de repente, noto la cabeza salir un poco, me toco y ahí está.. empiezo a gritar como una histérica, !!la cabeza, la cabeza, está saliendo la cabeza!!!!. El costillo como loco, pero cómo va a ser ?, que no que no!!.. la contracción acaba y se vuelve a meter… respiro..

Le digo: para en la Quirón !!!(que es un hospital privado que hay entre nuestra casa y el de Puerta de Hierro que es al que íbamos y que normalmente tardamos 15-20 minutos, que yo veía que no tenía..). Me dice histérico: si ya nos la hemos pasado!!! alucino de lo rápido que debemos estar yendo…. me da hasta para pensar que sería estupendo que nos vea la policía y nos ayude!!

Llega el siguiente pujo y por suerte no asoma, aún así empiezo a tomar conciencia de que al siguiente no voy a tener tanta suerte y empiezo a ahuecarme en el asiento y de paso a gritar absolutamente enloquecida ” NO QUIERO PARIR EN EL COCHE, NO QUIERO PARIR EN EL COCHE, NO QUIERO PARIR EN EL COCHE”, como un mantra, convencida de que el poder de mi mente conseguiría retenerlo  🙂

Increíblemente llegamos al hospital 5:55, nos metemos a la puerta de urgencias con el coche que por poco no nos estampamos con el muro, le grito: ve a buscar ayuda!!!. abro la puerta me bajo y en cuanto me pongo de pie noto la cabeza salir totalmente, ahí entre mis piernas, miro al costillo que está corriendo para entrar al hospital y le grito, VENNNN. me da la mano y agachándome noto perfectamente ( y es un recuerdo que tengo muy presente) como sale entero…

Me separé los pantalones que eran unos muy blanditos de premamá y le amortiguaron bien, y ahí estaba… le cogimos entre los dos y me lo puse encima… estaba en estado total de Shock, nos miramos absolutamente alucinados y abrumados..

Enseguida salió una señora que me había visto agacharme desde la puerta y cuando me vio con el niño encima empezó a gritar, ” el niño, el niño!! que tiene un niño!!!”  un montón de gente empezó a salir del hospital, me dijeron: ” entrad que hace muchísimo frío fuera” en ese momento vi el enorme charco de sangre que había a mi alrededor..

A partir de esos momento sinceramente no se muy bien qué pasó, al instante ya estaba en una camilla, me habían quitado la ropa, me habían puesto una vía ( de la que me quejé enérgicamente, ya había parido, para qué tenían que ponérmela…) y me llevaron a un paritorio.

Allí pudimos estar un rato tranquilos para flipar… miré a mi niño, aún ni le había visto! qué rubio!! qué chiquitín, qué perfecto…

Llamé a mi madre: mamá ya he dado a luz.

ya??? pero si hace 15 minutos que os habéis ido!!

He parido en la calle! No me ha dado tiempo a entrar!!! Ay mi niña….

Al rato llegó una matrona y una enfermera, dispuestas a estrujarme el estómago ( esto de lo que nunca nadie me había hablado me lo hicieron en el parto de ELLA y fue la experiencia más dolorosa de mi vida.. me apretaron fortísimo para que por lo visto salga si queda algún resto de la placenta..)

Cómo ya me lo sabía, me negué en rotundo.. empezaron a soltarme el rollo de que ya había pasado media hora y que si no salía a lo mejor me tendrían que operar….

Y yo, con mi subidón de hormonas increíble y todavía en estado de shock, absolutamente empoderada, alcance a decir: mira, acabo de dar la luz en la calle,  déjame que pueda procesarlo y déjame que intente empujar para que salga la placenta x sí misma….

La matrona se quedó sin palabras.. me miró con gesto torcido y asintió. Empujé una vez y salió, rápido y fácil. Sonreí triunfante!

Después me dijeron que me tenían que dar un par de puntos, pregunté si era posible que lo dejaron así y no pudo ser, me echaron un spray que me escoció un montón y me cosieron.

Le pesaron y midieron , 2.400,  49 cm.. era tan diminuto….

Nos llevaron a una sala dónde tuvimos que esperar hasta que nos dieran habitación porque no había ninguna libre, pero por fin pudimos estar tranquilos. Al rato empezaron a venir estudiantes en prácticas,  enfermeras,  se habían enterado y me preguntaban: – tú eres la que has dado a luz en la calle?.. se rumorea por todo el  hospital, eres una campeona….

Por fin subimos a planta y pudo venir nuestra familia.

Habíamos decidido que queríamos que ELLA entrara sola para tener ese momento los 4 en la intimidad. Fue maravilloso.

 

Os dejo aquí el vídeo favorito de mi vida.. mi niña explicando cómo nació su hermano.. No me digáis que no es única!!!

 

 

Y hasta aquí nuestra historia, la verdad es que me siento una privilegiada por haber podido vivir algo así. aunque si lo llego a saber me hubiera quedado 10 minutos más en casa y ya sí que habría sido perfecto!!!

 

Gracias por leerme.

4 thoughts on “El parto de mi hijo. Mi parto en la calle

  1. Una historia preciosa, espectacular! La piel de gallina deseando que no se acabase el relato. Menuda experiencia tan bonita! Y eso que era uno de mis temores con el segundo parto… parir en la calle… seguro que tú fuiste alguna de las noticias que oí de partos en la calle porque recuerdo que pocas semanas antes de nacer mi peque oí varias y decía esto es una señal… y en 15 días celebraremos nosotros también el segundo cumpleaños.

  2. Dios mio eres una super campeona!!!!… Una madre, mujer, esposa.. Y estoy segura amiga espectacular. Esta calidad de personas son las Q deben salir en el telediario, este tipo de personas son las Q tienen que publicar y difundir su historia, porque no es sólo esto, es seguirte y ver lo GRANDE QUE ERES.. MIL BESOS A TU PRÍNCIPE y que celebren cada día más….

    1. muchas gracias!! En realidad no me quedó más remedio.. 🙂 cualquier madre es toda una campeona trayendo a sus hijos al mundo de la manera que sea.
      mil gracias por tus palabras!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.